lunes, febrero 26, 2007

Fragmento de una realidad

"Nada pasa a menos que lo querramos. Libre albedrío, no? Hombre - mujer somos, seres distantes que la vida quiso unir de tan extraña manera, de tan dolorosa forma, de tan intensa armonía, en un determinado momento en el que fuimos vértice. Y ahora somos almas que lloran y viven estados opuestos, ahora nos comprendemos más por eso. Ahora sabes qué viví y ahora sé que sentías. Es cruel la vida, se burla de nosotros. No sé..., yo sólo sé que Dios ES y SABE y ESTÁ. Yo sé que somos una fuerza maravillosa hecha por ÉL. Sos tanto, soy tanto, en mis palabras te defino, en tus palabras me defines y en nuestro brevísimo tacto seremos vértice, por toda la eternidad." L_M.

4 comentarios:

Malasombra dijo...

Aunque a veces no escucha el SEÑOR."La realidad no me necesita" Decía Pessoa. No hay mejor ciencia ficción que nuestra realidad. Un abrazo.

NihilEgo dijo...

Nada pasa desde la estaticidad de nuestro viento, desde las profundas corrientes de nuestras lagunas. Nada pasa, realmente, todo ha permanecido a flor de piel, a flor de sol y vida, no me abondones jamás, vértice que convierte el futuro en presente, el presente en presente estas, presente estoy y nada pasa, jamás. Jamás pasará.

Literófilo dijo...

Coincido completamente con Mala Sombra...

El Buhonero Venezolano dijo...

En 1905 un joven alemán llamado Albert Einstein presentó por primera vez a la comunidad científica su teoría de que la realidad física varía de acuerdo con las expectativas del observador. Pienso yo, todos y cada uno de nosotros CREAMOS la realidad que nos rodea, es decir somos dueños de nuestra realidad inmediata. Por lo tanto, lo único que limita la realidad de cada individuo es el grado de amplitud de sus expectativas, convicciones y creencias sobre lo que puede o no ser la realidad.
Y si, coincido con malasombre y literofilo... Me gusta tu blog.. Salud2, y que viva la zurda...