sábado, febrero 16, 2008

Hombre lunar

Despertó. Sintió la extraña sensación de estar lejos de todo y de todos, de las cosas simples y del apego a la oscuridad. No tenía miedo. Por primera vez en su vida podía abrir los ojos si que le doliera la mirada. Y habían lágrimas en sus ojos, los párpados endurecidos pero del ceño agrietado habían desaparecido el cúmulo de años y penas. Era libre. Ya nada importaba en aquel instante de vida, porque las palabras que se dicen se quiebran o deshacen como espuma de mar.

Se incorporó aturdido porque no encontraba una respuesta exacta. Ser tan leve, tan frágil era sorpendente. ¿Cómo puede un hombre atado, caminar descalzo entre las tinieblas? Se preguntaba ésta y otras dolorosas verdades más. Y salío.

La luz era penetrante. Un viento verde con olor a hierbabuena invadió sus sentidos y las lágrimas parecían disiparse o escapar de lo inevitable.

Sonrió. Miró el horizonte y la aurora enardecida. La placidez repentina le llenó los pulmones de una vitalidad inexplicable, porque entre las sombras, solo pueden salvarse las que sonríen y miran y quieren.

Ya no estaba dormido, ya no tenía miedo. El dolor y el olvido habían reconocido el peligro y decidieron dejarle tranquilo. Se situaron en algún lugar privilegiado de su alma para guardar reposo o seguir existiendo, mientras el hombre lunar por fin, caminaba hacia la luz profunda de la mañana.

5 comentarios:

leonidas ... dijo...

hola
La foto no es mía, la saqué de una pagina de diseñadores gráficos...
La historia que se anticipa no la pude soltar todavía porque no estoy convencido de como quedó el primer episodio.
Muchas gracias por pasearte en mi blog, le dejo mis saludos sinceros y aprovecho para comentarle que el suyo es realmente maravilloso (en lo poco que alcanzé a leer pués estoy en mi lugar de trabajo y no pude darme el gusto de disfrutarlo con tiempo).
Prometo hacerlo pronto
Abrazos!

Amorexia dijo...

Trato de volver y no vuelvo. ya viste la foto de tu sobrino virtual en mi blog?

El hombre menguante... alguién se acuerda de ese título por ahí?

Como siempre grande amiga, y hacía falta leerte.

El Entrompe dijo...

Es decir la miraba porque ella
se ocultó tras el biombo de nubes
y todo porque muchos amantes de este mundo
le dieron sutilmente el olivo

con su brillo reticente la luna
durante siglos consiguió transformar
el vientre amor en garufa cursilínea
la injusticia terrestre en dolor lapizlázuli

cuando los amantes ricos la miraban
desde sus tedios y sus pabellones
satelizaba de lo lindo y oía
que la luna era un fenómeno cultural... (ya no recuerdo mas, Mario Benedetti, Hombre que mira la luna.

q falta me hacia oler el hiero... mis disculpas, he regresado y con estreno y no pase para avisarte, lo que esta publicado hasta el 15/2 ya estaba programado, es decir, escrito y salia solito, a partir de ahi yo he publicdo directamente y comparto e tiempo en ir visitando las letras con las q me nutro, en fin, ahora me veras mas seguido por tu prosa, nutriendome, soñando... abrazos

Delirius Jeje Je dijo...

me gustó la historia del hombre lunar...

Salu2

CaRo dijo...

Me gustó. Me hizo acordar al primer eclipse que vi en mi vida.. muy hermoso.


Saludos desde Miespaciosolomio!