sábado, junio 21, 2008

Nadie

¿Cómo saben si estamos felices? ¿Cómo saben si lloramos a deshoras, cuando el alba nos ofrece el sexo de alguna flor?

Nadie.

Este espacio que hemos inventado parece abstracto, un espejismo rodeado de los más extraños sueños; una calma sospechosa que vendría a mutar nuestra palpitación. Pero no. Estamos en pie. El día pasa y la noche llega hasta que en la madrugada pensamos en cómo hemos de estar más contentos, más juntos, más y más. No tiene término el afecto, ni los edificios babilónicos que rigen nuestra plaza. Es infinito el espacio sobre el cual trabajan nuestras horas. Y vos y yo nos amamos tiernamente aunque sean distintas nuestras noches, aunque no sean iguales nuestros fantasmas.

Nadie puede saber lo que escribimos sobre el papel del anhelo. Ese anhelo que nos carcome vivos mientras el trabajo o la familia nos piden tiempo.

Nadie puede desentrañar lo feliz que se ha puesto nuestro olivo, ni los pasos que damos, ni los miedos que vencemos.

7 comentarios:

Leonardo Azul dijo...

que buenas figuras, buenas buenas figuras. "edificios babilonicos que rigen nuestra plaza" "el espacio sobre el que trabajan las horas" "feliz que se ha puesto el olivo" ... solo hay una que no me gusta "sexo de alguna flor", esta demasiado dicha ya.

me encanta su capacidad de metaforizar.

el unico problema con este texto es que es un poco plano, solo un poco. le falta un poco más de curva, de tensión, de problema y solución. pero esas son weas mías.

es un bonito texto. y yo me siento orgulloso de ser su amigo.

un abrazo desde el sure.

xwoman dijo...

Muchas gracias mi amigo, trataré de mejorar esas imágenes comunes.

Besos varios.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Una calma sospechosa, me gusto esa frase, nadie sabe lo que escondemos dentro de nosotros y que solo lo exponemos en la intimidad de nuestra mente o de nuestro cuarto.

Muy bueno.
Saludos

Ese que llamaban Amorexia. dijo...

Somos fé, sueños y tantas cosas y sentimientos iguales sentidos diferentes q nunca un dolor será el mismo dolor desde otros ojos y otro pecho, ni compartiendo la flor y la cama. Excelente como siempre.

Saludos des mi extraño país.

NihilEgo dijo...

como saben si estamos vivos? como saben si reimos en los funerales, cuando el alba nos descubre desnudos y agotados?

nadie.

este hogar que hemos inventado parece mentira, un chiste rodeado de las más atronadoras carcajadas; una fruta sospechosa que casi rehusamos a probar. pero no. estamos envenenados de deseo. el día pasa y la noche nos encuentra sudorosos, jadeantes y realizados, pensando en cómo hemos de estar más plenos, más juntos y más y más. no tiene término la muerte, pequeña, ni los edificios babilónicos que rigen nuestro sexo. es infinito el espacio sobre el cual trabajan nuestras horas, y vos y yo, yo y vos que nos amamos tiernamente aunque sean solo trémulas imágenes en la laguna de nuestros recuerdos las acciones, aunque no sean iguales nuestras familias.

nadie puede saber lo que escribimos sobre el papel de nuestras pieles, cuando la desesperación cobra su cuota. ese papel que nos envuelve en cada noche que soñamos, mientras la vida y la muerte nos roban el tiempo.

nadie puede desentrañar los colores de nuestra flor, ni los caminos que descubrimos, ni los miedos que vencemos.

xwoman dijo...

Huy NihilEgo, qué lindo sampleo!! Gracias inmensas!
Te amo!

Capitán Melcocha dijo...

usted cada vez escribe mejor!! yo quiero que el amor penetre de una manera tan grande en mi corazón que me haga sacar una prosa igual de intensa!!