domingo, enero 11, 2009

Una oración




Hasta donde sé ya han encontrado 25 personas fallecidas y siguen desaparecidas muchas más.

Es una pena que este terremoto haya dejado tanto dolor en muchas partes de nuestro terruño.

En realidad no hay nada que repare el sufrimiento de cientos de familias afectadas por el terremoto de este jueves 8 de enero. Nada que pueda compensar la pérdida de todas sus pertenencias materiales o peor aún, la pérdida de sus seres queridos así como sus sueños y esperanzas.

El malvado año nuevo nos sorprendió con esta sacudida mortal. En el post anterior contaba con picardía lo mucho que me gustan los temblores, lo fascinantes que pueden ser para mí y por eso ahora he querido hacer este para unirme a los gritos de solidaridad que se espera lleguen a toda la gente. Ayudar en este momento es imperante; estas personas necesitan comida, artículos de limpieza, maquinaria para abrir las vías… muchos de ustedes ya saben qué más. Lo importante es ayudar y entender que en los momentos más difíciles es cuando debemos que ser más fuertes.

Nunca está de más dar un “gracias” sincero a todos aquellos que acudieron a los llamados de auxilio y se han dado a la tarea de colaborar en y con las comunidades afectadas.

Para ellos mi admiración; para mi pueblo, una oración.

6 comentarios:

Mr. Melcocha dijo...

Que pueblo bendito tenemos, de verdad!! Para la magnitud del daño, que sean tan pocas las víctimas mortales es de sentarse y dar gracias.

Ahora que ya deberíamos ponernos a pensar en mejores planes de prevención, pero si a esto le unimos lo bello que es ver el espíritu solidario y la unión del pueblo, de verdad que se queda uno super admirado y feliz de ser costarricense.

Esto es muy trágico y doloroso, pero seguimos siendo ticos y seguimos más hermanos que antes.

Cristina VR dijo...

Ha sido tristísimo esto! Por dicha por todas partes están recogiendo víveres para estas personas y todo lo demás que necesitan.

De verdad hay que ayudarlos :)

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Me uno a tu oración!

La Cobradora dijo...

Me uno a tu oración; como te dije en el post anterior, en Chile sabemos de terremotos, y por incongruente que parezca no queda más que agradecer que entre muertos y desaparecidos no lleguen a las 100 personas considerando que podrían haber sido miles.

Un abrazo grande y gracias por tu visita... ¡y el spam! :P

gama dijo...

Desde aqui me uno a esa oracion.

Drive-thru dijo...

Hola,

Hablo poccito espanol. Very nice blog. I can understand some of what you wrote.