miércoles, octubre 24, 2007

Exordio I


21.08.2007

Tu voz. Está en todas partes, me asfixia el deseo de poseerla cuando estoy sola, cuando tengo miedo, cuando no existo. Tengo miedo de perderla, de que olvide mi nombre y no lo promuncie...ni en ésta, ni en todas las demás eternidades.

Tu voz y yo...una sola fuerza. La verdadera. La única. Muralla que no se doblega. Fortaleza, verso, acción, palabra.

4 comentarios:

Amorexia dijo...

Y es que es cierto, solo en el olvido de nuestros nombres esta el verdadero adios...

Te espero mañana en el blog amiga!

NihilEgo dijo...

aiiiiinsssss ...

xwoman dijo...

NihilEgo... :x :x :x

MORGANA dijo...

Qué importante es la voz, como una caricia para nuestros sentidos, es cuando el corazón habla.
Bellísimo.
Gracias por tus palabras, un abrazo muy caluroso y nos seguimos leyendo.
Morgana