lunes, marzo 24, 2008

Artificio

Cuando una lágrima brota de la tierra
los hijos de la noche acuden
al entierro de las sombras
o al llamado agudo
de las voces muertas.


Es una mentira la vida
cuando hemos roto
los hilos de la esperanza;
entonces, el abismo
se nos abre como esa boca
tormentosa y angustiante
que no tiene reparo
en demostrarnos su fuerza

y a veces nada parece ser...
está
o se esfuma.

4 comentarios:

Amorexia dijo...

Mucha desolación y tanto tiempo amiga, yo vuelvo de el silencia y no sé si me parece o imagino que la soledad es un extraño país.

Cuando todos se fueron ya

hasta tú

y no quedo ni yo acompañando mi silencio

y no quede ya la lluvia serena que lo lava todo

ni la mas ligera esperanza de que vuelva

de que no se vaya

y entonces soy una sombra empecinada en mi soledad.

Saludos.

xwoman dijo...

La soledad es un refugio.

Gracias por pasar!
Abrazo

Clown In The Moon dijo...

Paso a saludar.

Mire ud, qué buen poema!

1beso,

Alejandro.

CaRo dijo...

Y el suelo se abre aquí bajo mis pies..

Saludos,

CaRo.-._.-.