miércoles, abril 02, 2008

A HUELGA

2008.04.03
Reacción.

La huelga nacional instada por APSE (Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza) desde el 31 de marzo del presente año, tiene como punto primordial e imperante la equiparación salarial de los docentes de primaria y secundaria, respecto a los demás profesionales del sector público que ya gozan de este beneficio.

Es importante destacar que el gobierno otorgó una equiparación salarial a los profesionales del gobierno central, excepto a nosotros los educadores de primera y segunda enseñanza. Este incremento consistió en un aumento del 14% que rigió a partir de enero del 2008. Este 14% en promedio, representa unos 75.000 colones. Quiere decir además, que ya para el 2010 los salarios podrían incrementarse hasta en un 50%. Perfecto. el único problema es que al sector educativo se le ha dejado por fuera, como si nosotros no fuéramos empleados públicos, ni profesionales del Estado.

Nuestras categorías profesionales se han desvalorizado profundamente a tal punto que un licenciado en cualquier otra área pública percibe mayor ganancia económica que un docente, también licenciado. ¿Entonces en dónde está la llamada "igualdad"?

Sí, esta huelga trata de la dignidad profesional y salarial de los educadores y nuestro derecho a exigirla.

Los figurillas del MEP y los medios de información masiva se han encargado de desprestigiar esta lucha que cada día se fortalece más. Las estrategias del gobierno lamentablemente pueden ser efectivas pues nos dejan a la deriva como grupo marginado. Para ser más claros considero importante hablar de dos ejemplos en específico.

Los enfermeros y enfermeras del sistema de salud, así como los profesores del INA también fueron excluidos de esta equiparación salarial. Sin embargo, la Asociación Nacional de Profesionales de Enfermería presionó con amenaza de huelga si el gobierno no les otorgaba su derecho a la equiparación y el 25 de marzo, en una negociación con el Ministerio de Trabajo, los enfermeros y enfermeras lograron su objetivo con un bien merecido 20,4% de aumento. Los profesionales del INA también alcanzaron su equiparación salarial. Esta situación (por suerte resuelta para estos trabajadores) se traduce para el gobierno en una importante maniobra para desautorizar nuestra lucha y dejarnos al margen, en soledad como sector demandante.

El otro punto corresponde al incentivo salarial que años atrás se nos daba en un solo pago que llegaba en setiembre. A finales del año pasado los gremios sindicales y el gobierno acordaron que este pago, que por derecho nos corresponde por ampliación de curso lectivo (entiéndase los famosos 200 días), nos llegaría mensualmente en tractos de 14% para el 2008. En este caso, la información no ha sido aclarada y la opinión pública considera que nosotros estamos luchando por una "aumento extraordinario" cuando en realidad ese "14%" corresponde a nuestro incentivo salarial debidamente legalizado desde ya hace algunos años. Así que no se trata de "pelear" por más "aumentitos", no señores, es que en verdad a nosotros se nos ha excluido del incremento salarial y nuestras profesiones se han visto desvalorizadas.

Esto se traduce a una injusticia social y salarial que afecta económicamente a los docentes. Si nosotros ganamos como trabajadores públicos y además somos trabajadores públicos y el gobierno prometió para sus sectores laborales dicho aumento, pues también merecemos que se nos trate con igualdad de condiciones, cualquier sentido común lo dictaría.

El gobierno alega que no puede pagarnos porque somos "muchos" como si estuviéramos destinados a seguir subyugados por ser alrededor de 75.000 trabajadores de la educación.

Lamentablemente, en un país donde el costo de la vida aumenta y la plata apenas alcanza para solventar las necesidades básicas no solo podemos vivir de idealismos. Mi profesión me ha dado innumerables satisfacciones por eso amo mi trabajo y trato de realizarlo con la mayor responsabilidad posible, pero también soy clara al decir que el sistema educativo está en crisis y que nuestros estudiantes necesitan aprender a pensar, no a "tragar"; necesitan aprender a aplicar sus conocimientos a la cotidianidad y reproducir sus valores convencidos de que el ciudadano tiene derechos y por lo tanto debe también ejercerlos. No podemos permitir que la falta de criticidad afecte a nuestros estudiantes; esa sí que es una de nuestras mayores luchas como profesionales de la educación.

Ojalá que nuestros sindicatos no nos "vendan" (como popularmente se dice) pues en otras luchas, que hemos considerado relevantes, ya ha sucedido. Esta no es una batalla que debemos hacer porque pertenecemos a APSE, ANDE o SEC (estos últimos dos sindicatos aún no se suman a la huelga) sino por nosotros mismos, porque se está mancillando nuestra dignidad... ¡mi dignidad profesional! y merezco que se me trate como tal.

8 comentarios:

El Entrompe dijo...

"Mi profesión me ha dado innumerables satisfacciones por eso amo mi trabajo y trato de realizarlo con la mayor responsabilidad posible...", pienso q esta es la razon de q los gobernantes no valoricen el aporte q tu profesion y otras del mismo estilo en cuanto a dedicacion aportan a la sociedad en cada pais y no reinvindiquen un salario digno + beneficios, al docente, en cualquier nivel, hay q protegerlo igual q al policia, al bombero, al paramedico, y muchos otros, ustedes son el soporte de la confianza implicita del quehacer cotidiano, enseñar entraña la mas grande satisfaccion cuando uno se sabe bueno en la labor q desempeña, abrazos de apoyo...

Amorexia dijo...

Se nos enojo la Marce! si van a reclamar la burla de la clase politica de todas las trincheras con las Farc! yo me apunto amiga!

Saludos desde mi extraño país.

(Que perdidilla andás)

Nigger dijo...

Creo que la desvalorización de los maestros es a nivel continental, ya que acá en México el sueldo de los profesores en el sector gubernamental es muuuy bajo. Lo malo de todo es que siempre que se van a huelga o hacen paros para exigir lo que les corresponde, los que más afectados sales son los que están siendo educados.

Acá en México está en paro el sindicato de maestros de la UAM (Universidad Autónoma Metropolitana) y ya los alumnos han perdido un trimestre sin poder hacer nada para proseguir su carrera.

Creo que uno de los males mundiales siguen siendo los sindicatos, que por mucho han dejado de funcionar en su concepto original de mediar entre empleados y empleadores, para volverse en un ente que solo busca su propio beneficio.

Ojalá que en el que te encuentras tú no sea el caso y que se te resuelvan pronto tus demandas.

(no sabía que eras maestra, pero lo sospechaba)

Una beso y un abrazo desde 1,940 mil kilómetros de distancia.

Anónimo dijo...

¡Hola!

Así, como de casualidad, me encontré con este espacio...

No sé cómo se llamará usted, estimada profesora, pero yo soy estudiante de undécimo año del colegio y COMPARTO TOTALMENTE LO QUE USTED DICE. Le digo una cosa, a mí me está costando muy caro la huelga, pero la apoyo completamente. Es más, espero poder ir este miércoles a la marcha por la DIGNIDAD DE MIS PROFESORES Y POR MI DIGNIDAD COMO ESTUDIANTE. Porque merezco, así como todos los niños y jóvenes de este país, que nos tomen en serio, que los colegios no sean sólo fábricas de ignorantes y que mis profesores sean tratados como un punto esencial dentro del desarrollo social y cultural de Costa Rica y no como marionetas del gobierno que desea implementar doctrinas como las mencionadas en 1984 y Un mundo Feliz...

En fin, la apoyo a usted y a todos los profesores que en verdad aman esta patria, porque el sistema de educación pública lo han ido desfigurando hasta llegar al caos actual. Se menosprecia tanto la labor de los profesores y maestros que los mismos estudiantes ya no los ven como pensadores, científicos, artistas, etc, sino como gentecillas que no tuvieron otra opción que ir a desempolvar la masa gris entre todo el aserrín de los colegios.

Cuando leo que hay gente como usted, siento que todavía hay esperanza para este país.

Me despido desde San Carlos y con grandes deseos de que algún día seamos libres de verdad.

Cristina VR.

Anónimo dijo...

Olvidé decir, disculpe por el anónimo, es que no tengo mi propio "blog".

Cristina VR.

newtonydavinci5cvr@gmail.com

Cristina VR dijo...

Bueno..., ya tengo blog...

Chao.

xwoman dijo...

stimada Cristina, es todo un gusto ver tu comentario en mi blog. Digo un gusto porque pocas veces te encuentras a personas tan jóvenes con perspectivas sociales que además se preocupan por la calidad del sistema educativo del que forman parte. No quiero con esto subestimar a los estudiantes, de ninguna manera; quiero que se entienda que esa apatía proviene precisamente de la mala funcionalidad del sistema que desmotiva tremendamente al estudiantado.

Gracias infinitas por tu comentario.

Soy profesora de español y doy clases en un colegio pequeño en una de las tantas zonas rurales del cantón de San Carlos.

Esta, Cristina, es una de las luchas más importantes que me ha tocado experimentar desde que trabajo (tengo en esto 5 años) porque no se nos ha tratado realmente como profesionales.

Es muy triste cuando incluso tus estudiantes consideran que eres docente porque no te "quedó de otra" o porque la masa gris "no te dio para más" Es lamentable y lo digo desde mi experiencia porque- a riesgo de sonar pretenciosa- sé que me desempeño bien en lo que realizo o al menos trato de hacerlo responsablemente, porque estudié a conciencia y con empeño en una buena universidad estatal, ... porque me encanta esta profesión. Existen excepciones, claro está.

Un verdadero profesional (independiente de su área) no puede estar sujeto a segundas percepciones o juicios de valor, debe más bien estar conciente de su trabajo tanto como debe ser capaz de visualizar las fallas del sistema.

No es fácil alzar la voz cuando tienes al gobierno y los medios de comunicación masiva en tu contra, mucho menos cuando el pueblo y la comunidad estudiantil están desinformados, porque en todo caso, la información es poder y sin ella no hay punto de encuentro o discusión. Ojalá que esta lucha por nuestra equiparación salarial sea todo un éxito (que depende de nosotros nada más).

Es tarea nuestra informar a la gente que “no sabe” el porqué los docentes estamos en huelga. Por eso me alegra que los estudiantes nos apoyen y tengan clara conciencia de que el sistema no es como lo “pintan” y que no necesitamos, como decías, marionetas, sino personas que piensen y sepan diferenciar entre justicia y ocio, entre verdad y engaño, entre educación y academicismo.

Te felicito por tu aporte y tu criticidad, por esa capacidad de ver lo que otros no quieren y ser capaz de expresarte.

Saludos cordiales; estaré visitando tu blog. Se nota que te gusta la poesía y que lo que haces, lo haces bien. ;)

Marcela.

Cristina VR dijo...

Marcela: Tengo una sonrisa de oreja a oreja. Muchas gracias.

¡Yo soy de San Carlos! Y le digo, yo creo que a la huelga del miércoles va a asistir mucha gente. Ya salieron noticias en Canal 7, La Nazión, La Prensa "Libre", además de todo el trabajo a través de internet (en Comités Patrióticos hay una noticia) y directamente con los colegios.

Realmente espero que sí se logre ganar esta lucha.

Saludos e igualmente, yo voy a seguir visitando su blog. :D