jueves, mayo 01, 2008

Respuestas

Estas horas sin ti, estos instantes sin ti son como un grito en mi espalda y regreso al tiempo en el que no teníamos ni manos, ni momentos, ni más que 30 horas para entregarnos compleatamente.


Tengo nostalgia porque no tengo respuestas. Pero vos me dirás: ¿quién las necesita "si yo la quiero y ud me quiere"? ¿quién necesita respuestas cuando son solo los faunos y las ninfas los que deambulan por estos bosques? ¿quién, Marce, quién?

Entonces mis ojos miran realmente y mi piel deja de sentirse sola y perdida en la intimidad o verdad de tus palabras. No necesito respuestas cuando estamos juntos. Nuestros cuerpos carecerán del contacto diario, de la tibia madrugada de nuestras pieles, pero nunca sentirán frío nuestras almas.

¿Cuántas batallas hemos presenciado? y ¿cuántas entonces, serán las lunas que caigan sobre nuestros rostros aturdidos? No lo sé, como tantas mañanas sin respuesta, como tantos días añorándote, esperando que la impotencia deje de nublar mi camino o las circunstancias sean diosas benévolas con nuestros pasos.

Durante estas horas si ti, amor, espero que al final del camino, la eternidad sea una y verdadera.

2 comentarios:

Nigger dijo...

Este post estuvo realmente bueno... de verdad que tu forma de expresarte es increible.

Un abrazo.

Capitán Melcocha dijo...

Fijo, la distancia o la cercania no determinan lo unidas que están dor personas.

que raro, me cayó de a pelos este post.

besos!!