martes, mayo 27, 2008

El ojo

Ese ojo inmenso es el que nos ve a través del tiempo y de los años que alguna vez fuimos.

Todos aquellos ocasos que tentábamos para entreabrir las piernas y perecer entre cristales dañinos para el corazón. Ese ojo nos miraba inquisidor por nuestras propias heridas y sangrábamos porque jamás intentamos escapar.

Somos como una foto añeja o una carta que nunca se despide, porque nuestros adioses estarán incesantemente recordándonos lo que ya no somos. Nuestras manos serán por siempre retoños de hojas secas, marchitas por el invierno, porque los amores también nos secaron un poco las caricias.

Esa mirada constante e indulgente es una cicatriz que aún nos pesa en la piel. Hemos muerto tantas veces pero tenemos el privilegio de recordar aún nuestras vidas, cuando estábamos abiertos al suicidio pero no lo sabíamos y el amor era una gota que destilaba ácido sobre nuestros pechos.

Éramos voces, quizás fantasmas ahuyentando el silencio o la última esperanza de un niño. Quizás fuimos más nostalgia que deseo, quizás éramos una nada sin preguntas.

Ese ojo, amor, es pasado pintado sobre el lienzo; tus manos agitándose sobre otras pieles, mis lágrimas insensatas y perdidas. Es la ironía de no estar nunca solos, siempre frente a frente como ciegos. Todo este tiempo fuimos cuerpos sin muerte, ni hastío.

5 comentarios:

ELES dijo...

Somos como una foto añeja o una carta que nunca se despide.
Todavia revolotea esa imagen.

Leonardo Azul dijo...

este texto esta chacal. esta perfecto. cuadradito, me encantó, y tiene unas imágenes terriblemente potentes.

noto ciertas influencias de alguien, o me equivoco? quizá sea inconsciente, pero me parece que lleva una influencia muy ligera ... quizá en el "feeling" general pseudo-oscuro para ocultar detrás una gran fuerza luminosa, que se entrevé solo hasta el final ... "cuerpos sin muerte, sin hastío." yo leo claramente: tiempos superados, tiempos pasados, ahora todo el mejor, lo logramos.

noto ciertas influencias, quizá en la temática casi trascendentalista. eso en ud no es frecuente.

pero este tipo de literatura mas "profunda", en cierto aspecto, siempre me ha cautivado. por eso me encantó este texto, entre poético y profundo, entre trágico y esperanzador ...

ufff ... fuertes influencias.

me encantó, me encantó, me encantó.

xwoman dijo...

jjejeje!
Es cierto, muy influenciado, sí. También es trascendentalista. Poco usual en mí, porque me voy más por el lado de lo cotidiano. Pero en la vida, creo, tambièn debemos trascender.

Gracias por su visita!
;)

Capitán Melcocha dijo...

Un cierto amigo me djo por ahí que X Woman era una revelación en la Zona Tercerhuevista. Yo lo diré de otra manera...cero que más bien para el Tercer Huevo es un honor contar con una escritora de semejante calibre. Punto!

Y sobre el relato, me deja un sabor a canción nostálgica pero firme, a reconocimiento interno y dolor pasado extinguiéndose. Justo como cuando estamos a punto de salir volando, y dejamos todo lo que nos pesa y hace que nuestros pies aún se aten a la tierra.

“cuando veo através ....del vaso...me voy volando y tu eres mi guía........”

Ya no mas Amorexia. dijo...

Eramos como de papel
liso y blanco sin doblar,
y fuimos hechos para andar
de par en par sin reclamar.

Hace tiempo me dijeron:
Aqui no pasa nada,
que todo esta guardado
para que no le pase nada;
que esta tierra es de ciegos,
y que el tuerto esta en el cielo
para guardarlo todo.
y que aqui no pase nada.

Somos sumisos y obedientes,
con ganas de gritar,
con ganas de matar.
Pero hace tiempo que aqui
nos educan para mentir.

Hace tiempo me dijeron:
aqui no pasa nada,
que todo esta guardado,
para que no le pase nada.
Que esta tierra es de ciegos,
y que el tuerto esta en el cielo
para guardarlo todo,
y que aqui no pase nada.

SH

Saludos desde mi extraño país